— *No se trata de un paciente/medico real

¿Cuál es la causa de mi dolor de rodilla?

Una rodilla sana le permite moverse fácilmente sin dolor. Pero cuando duele, es natural preguntarse el porqué. Aquí encontrará algunos de los motivos por los que puede sentir dolor de rodilla.

14 de diciembre de 2020 | 8 minutos

Cómo funciona la rodilla

La rodilla es una de las articulaciones más grandes del organismo que soportan el peso del cuerpo. Una rodilla sana se mueve fácilmente, y nos permite andar, girarnos y realizar muchas actividades sin dolor. Una red compleja de huesos, cartílago, ligamentos, músculos y tendones trabaja conjuntamente para dotar de flexibilidad a la rodilla.

Hay tres huesos en la articulación de la rodilla. El fémur se asienta sobre la parte superior de la tibia. Al doblar o estirar la rodilla, la parte final redondeada del fémur se desliza a lo largo de la superficie superior relativamente plana de la tibia. La rótula proporciona un efecto de palanca y reduce la distensión muscular durante el movimiento de la rodilla. 

En una articulación de rodilla sana, las superficies óseas son muy suaves y están cubiertas por un tejido protector resistente denominado «cartílago».

Los ligamentos recubren la parte lateral y posterior de la rodilla, y mantienen los huesos de la articulación de la rodilla en su sitio. Estos ligamentos trabajan conjuntamente con músculos, huesos y tendones para permitirnos doblar y estirar la rodilla. Unas bolsas llenas de líquido amortiguan la zona en la que piel y tendones se deslizan sobre el hueso. La rodilla también tiene un revestimiento (la membrana sinovial) que secreta un líquido transparente denominado «líquido sinovial». Este líquido lubrica la articulación y, de este modo, reduce la fricción y facilita el movimiento.

Como era de esperar, hay muchos motivos diferentes por los que puede sentir dolor en la rodilla, como artritis, lesión o infección, entre otros.1-6

Tipos de artritis y enfermedades asociadas

Hay más de 100 tipos distintos de artritis y enfermedades asociadas.1-2 Algunos de los tipos que podrían afectar a la rodilla son:

Artrosis

Una de las formas más habituales de artritis es la artrosis (AT)1-2 y es la causa principal de dolor en la rodilla. La artrosis es una enfermedad articular degenerativa que provoca el deterioro del cartílago de las articulaciones. Cuando una capa de cartílago (que sirve para «amortiguar» las articulaciones y proteger la superficie de los huesos) se daña o desgasta, los huesos rozan uno contra otro, y esto duele. Puede que lo note al subir escaleras, trabajar en el jardín o al doblar las rodillas para sentarse. Puede incluso que no le deje dormir por la noche.

La artrosis puede dañar toda la rodilla o limitarse solo a un lado de la misma. También puede experimentar dolor bajo la rótula, que posiblemente el médico diagnostique como dolor femororrotuliano. Los factores causantes de la aparición y progresión de la artrosis son el envejecimiento, la obesidad, las lesiones en articulaciones y los antecedentes familiares de artritis (genética).

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide (AR) es un trastorno autoinmunitario en el que el revestimiento de la articulación (membrana sinovial) se inflama. Esta inflamación provoca dolor, hinchazón y puede, con el tiempo, erosionar o deformar la articulación. Según la clínica Mayo, la AR es la forma de artritis más debilitante.2

Seudogota

La seudogota ocurre cuando aparecen cristales de calcio en el líquido sinovial de la articulación. A menudo se confunde con la gota, que ocurre cuando aparecen cristales de ácido úrico en la articulación. Ambas formas pueden producirse en la articulación de la rodilla.2

Lesión

Una lesión de rodilla puede afectar a cualquier parte de la articulación. Algunas lesiones que podrían producirse en la rodilla son:

Dislocación de rótula

Se produce cuando la rótula se desplaza de su sitio hacia el exterior de la rodilla. Normalmente, es consecuencia de algún traumatismo, una caída o un cambio abrupto de dirección en ausencia de movimiento.3

Desgarro de ligamentos

Se puede producir un desgarro en cualquiera de los cuatro ligamentos de la rodilla. El ligamento que se lesiona o rompe con mayor frecuencia es el ligamento cruzado anterior (LCA)4, algo habitual en los deportistas.2

Rotura de menisco

Se produce cuando el cartílago entre el fémur y la tibia se rompe. Normalmente, se debe a un giro repentino de la rodilla.2

Fractura

Cualquiera de los tres huesos de la rodilla puede romperse, especialmente si son frágiles debido al envejecimiento o a la presencia de osteoporosis.2  

Bursitis de rodilla

La bursitis es una afección en la que las bolsas llenas de líquido se inflaman debido al uso excesivo o a una lesión en la articulación. 

Tendinitis rotuliana

La tendinitis es una afección en la que el tendón se irrita y se inflama. Puede producirse en cualquier tipo de tendón. Según la clínica Mayo, actividades como deportes de salto, correr, esquiar o incluso ir en bicicleta pueden provocar inflamación en un tendón.2

Algunos motivos más del dolor de rodilla

Infección

Una infección en la rodilla provocar inflamación, dolor y enrojecimiento. Con frecuencia, la artritis séptica, una forma de infección de rodilla, cursa con fiebre.

Dolor en la cadera, tobillo o pie

Experimentar dolor en otra parte de la pierna puede provocar una alteración en la forma de caminar o mantenerse de pie, como consecuencia del intento de aliviar el dolor. Esta alteración puede provocar un aumento del estrés y el deterioro de la articulación de la rodilla.  

Cuerpo extraño

A medida que el hueso y el cartílago de la rodilla se deterioran, es posible que se desprenda un trozo con el tiempo. El dolor se produce cuando estos trozos empiezan a alterar el movimiento de la rodilla.

Condromalacia rotuliana

Esta afección aparece cuando se produce un deterioro o daño en el cartílago situado por debajo de la rótula. Esto hace que la rótula roza con el fémur durante el movimiento y provoca dolor.5

Quiste de Baker

Si se acumula líquido sinovial detrás de la rodilla, se puede formar un quiste de Baker. Normalmente, aparece después de haberse producido un daño en la articulación o una lesión previa y, en ocasiones, desaparece por sí solo.6

Aunque esta no es una lista exhaustiva de todas las causas del dolor de rodilla, la buena noticia sobre estas afecciones es que son tratables. Por ejemplo, la artritis es una enfermedad que normalmente empeora a medida que pasan los años, por lo que el tratamiento implica más de un abordaje y cambia con el tiempo. A algunas personas, los tratamientos no quirúrgicos, como cambios en el estilo de vida, los medicamentos y caminar, les ayudan a aliviar ciertos tipos de dolor. Para otras, sustituir el cartílago perdido por injertos tisulares puede ayudarles a recuperar la capacidad funcional normal. Y en muchos casos, la artroplastia de rodilla puede ser una solución adecuada. Usted y su médico pueden determinar conjuntamente el mejor plan de tratamiento en su caso.

Por favor háganos saber cómo de útil fue este artículo para usted

Gracias por calificar este artículo.

Referencias
  1. Sources of Arthritis Pain (2019). Arthritis Foundation. https://www.arthritis.org/living-with-arthritis/pain-management/understanding/types-of-pain.php
  2. Knee Pain (2019). Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/knee-pain/symptoms-causes/syc-20350849?p=1
  3. Kneecap dislocation (2019). MedlinePlus. https://medlineplus.gov/ency/article/001070.htm
  4. Holland, K. (2017, Apr 14). Chronic Knee Pain. Healthline. https://www.healthline.com/health/chronic-knee-pain
  5. Knee Pain (Chondromalacia Patella) (2019). Cleveland Clinic. https://my.clevelandclinic.org/health/diseases/15607-knee-pain-chondromalacia-patella
  6. Baker’s Cyst (2019). Cleveland Clinic. https://my.clevelandclinic.org/health/diseases/15183-bakers-cyst